La Ruta de la Yerba Mate, símbolo de la tradición argentina

Esta ruta gastronómica surge como un nuevo concepto que invita a conocer el proceso productivo completo de la yerba mate, uno de los productos más consumidos por los argentinos.

La Ruta de la Yerba Mate es un viaje al corazón de la tradición argentina que supo hacer de esta actividad productiva una atracción para el turista, quien busca conocer su proceso completo de elaboración.

El ¨oro verde¨, como también se conoce a la yerba mate, se produce en la zona del norte de la provincia de Corrientes y Misiones en toda su extensión e incluye diversos productos turísticos-culturales y/o gastronómicos que buscan presentar de manera atractiva la cadena productiva completa del  proceso de elaboración de esta infusión.

La Ruta de la Yerba Mate busca presentar de manera atractiva la cadena productiva completa del proceso de elaboración de la infusión más consumida por los argentinos.

Si bien la actividad principal de este circuito es la yerba mate, también es una oportunidad para conocer la cultura local junto a los diversos puntos turísticos naturales y recreacionales con los que cuentan ambas provincias. De esta manera, se podrá disfrutar del senderismo, cabalgatas, safaris fotográficos, paseos ecológicos, paseos náuticos y aéreos que invitan a contemplar la vasta geografía y su mágica flora y fauna, convirtiéndola en una experiencia inigualable.

La gastronomía, por su parte, acompaña esta propuesta al presentar 200 alimentos y bebidas a base de yerba mate, y otros alimentos típicos de la zona, siempre destacando los productos confeccionados por los productores misioneros y correntinos.

Una propuesta única en el mundo

La Ruta de la Yerba Mate es distinguida como única en el mundo y es la principal ruta alimentaria del Mercosur.

Fue declarada “Patrimonio cultural, histórico, turístico, paisajístico, productivo, gastronómico e industrial de Misiones” por la Legislatura de esta provincia, y se persigue el objetivo de declararla Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Además, por ser lo más representativo y simbólico de la Argentina, es considerada “Marca Argentina” por el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación y para la cartera de Cultura es calificada como “Marca País, Marca Destino-Símbolo de la Cultura Productiva Argentina”.

¿Cómo llegar y qué hacer en la Ruta de la Yerba Mate?

Los principales puntos de acceso a la ruta son por vía aérea, a través de Puerto Iguazú y de Posadas ubicados en la provincia de Misiones, o por la ciudad de Corrientes, capital de la provincia homónima.

La Ruta de la Yerba Mate se considera única en el mundo y es la principal ruta alimentaria del Mercosur. Foto: Misionesonline

La ruta consta de varios circuitos que permiten explorar la cultura y la historia de la yerba mate y cada visitante puede recorrerlos a su manera. Los mismos unen los 7 ejes estratégico-turísticos de la región: Cataratas del Iguazú, Moconá, Misiones Jesuítico-Guaraníes y Parque Temático Santa Ana (en Misiones) más los Esteros del Iberá, Turismo Religioso y Pesca Deportiva (en Corrientes).

Este recorrido de 1.200 kilómetros, abarca diversos establecimientos que invitan al visitante a conocer el proceso productivo completo de la yerba mate, que va desde las plantaciones en chacras y campos, la cosecha, secado, molienda y envasado del producto final. También, incluye degustar las distintas yerbas junto a sus propiedades energizantes y conocer la “ceremonia del mate” que forma parte de la cotidianeidad de los argentinos.

Las paradas más importantes son los establecimientos y complejos que cultivan y producen las marcas más conocidas de yerba mate, entre los que se destaca el Establecimiento Las Marías, el mayor productor de yerba mate del mundo que cuenta con miles de hectáreas de plantaciones en un entorno natural muy cuidado.

En la Ruta de la Yerba Mate se encuentra el Establecimiento Las Marías, el mayor productor de yerba mate del mundo que cuenta con miles de hectáreas de plantaciones en un entorno natural muy cuidado. Foto: Mapio

Cabe destacar que esta ruta cuenta con la mejor oferta en alojamiento, como estancias, posadas, cabañas, ecolodges y hoteles, hasta antiguos cascos yerbateros o casas de lugareños que invitan a compartir la vida típica de la familia rural.

Por último, la propuesta se complementa con otras actividades interesantes para realizar, como visitar museos y otros sitios históricos, vivenciar experiencias únicas en contacto con la naturaleza, disfrutar de espectaculares paisajes en cabalgatas y caminatas y probar una amplia variedad de productos derivados de la yerba mate como alfajores, licores, helados, hasta perfumes y cosméticos, entre otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.