Información general

Un día como hoy, 43 años atrás, comenzaba la TV color en Argentin

La historia señala que el 1 de Mayo, además de ser el Día Internacional del Trabajador, se conmemora el inicio de las transmisiones a color en la televisión Argentina de manera continua.

Alas 00:00 del 1 de mayo de 1980 inició la era de la televisión a color en Argentina, lo que fue vivido como un enorme hito nacional. La presentación oficial fue realizada en Canal 13 por el particular carisma de la comunicadora Lidia Elsa Satragno, más conocida como Pinky. Tras 43 años de ese momento, la primera imagen a color fue la de la bandera argentina flameando frente a los mástiles de un naví­o y al son de la canción Aurora.

Durante la misma jornada inaugural del nuevo universo cromático librado a la imaginación de los televidentes, se estima que en el paí­s habí­a unos 300.000 televisores a color. Ese mismo día el locutor Fernando Bravo presentó el primer partido de fútbol: fue victoria de la Selección Argentina frente al combinado de Irlanda, con gol de Diego Maradona.

En sus primeros años de transmisión a color, Argentina Televisora Color (ATC) apostó a producir musicales, programas de ficción y humorísticos, que lo llevaron a liderar la audiencia durante los primeros años de los 80.

L abienvenida a la televisión a color en Argentina – Lidia Elsa “Pinky” Satragno

Los primeros contenidos a color

Si bien la programación no variaba mucho, se pudo apreciar la transmisión de teleteatros, espacios en vivo y alguno programas infantiles como por ejemplo “El Capitán Piluso”.

Pequeños ajustes en los decorados eran los responsables de marcar la diferencia entre un horario y el otro. En cuanto a los animados, ATC transmitió el Festival de Tom y Jerry, contenido entretenido y a color para los más chicos.

Lo que reunía una mayor cantidad de audiencia era el espectáculo deportivo. Aún más si se trataba de emisiones desde el exterior y con luz natural. Las películas y las series también eran muy consumidas, sobre todo las superproducciones.

El acceso al color en la TV

De los 4 millones de hogares que tenían al menos un televisor en su casa, sólo unos 250 mil tenían la chance de recibir el color. A su vez debían estar habilitados para acceder a la norma Pal-N, la que había adquirido la Argentina. La grieta televisiva de esa época era Pal-N versus NTSC, siglas que a quienes vivieron la época les sonará muy familiar.

Acceder a un televisor rondaba los 500 dólares. Las crónicas de ese entonces hablan de que un televisor color de 20 pulgadas equivalía a tres heladeras.

El peligroso “moaré” en vestimentas

Moaré, según las definiciones del Oxford Languages: “Tela a la que se le da un acabado que produce un efecto de aguas, en especial la de seda”.

Se trató de una orden que se podría decir que había que cumplir a rajatabla. Los productores de la época no debían permitir de ninguna manera que algún actor o actriz usara algo en su vestuario que pudiera producir el efecto moaré.

Con la llegada de la “pantalla cromática”, además de todo el entusiasmo, surgieron varias dudas que generaron sorpresas. Un ejemplo fue el rojo como el color más peligroso, porque se le daba por fugarse de los bordes.

La razón del mundial Argentina 1978 a color

Cuando se hace mención de la fecha en que el país inauguró la TV a color, siempre aparece el interrogante de “pero, ¿cómo?, si yo vi la final del Mundial 78 a color!”.

El motivo se debe a que antes de que se pudiera implementar el nuevo sistema, hubo transmisiones experimentales para poder ajustar la imagen y los contenidos al universo de avanzada. Es que la tele como chiche que había salido a competirle a la radio, ya no era novedad y debía ir por más.

Mundial Argentina 1978

En 1978 Canal 7 transmitía imágenes en blanco y negro, igual que los demás canales porteños (el 9, el 11 y el 13). Todos estaban en manos del gobierno desde 1973, cuando se habían vencido las licencias de los medios privados. La dictadura había puesto uno en manos de cada fuerza armada, y el 7 dependía directamente de Presidencia de la Nación.

Los cuatro canales recibieron imágenes producidas por el Centro de Producción de A78TV, que el dictador Rafael Videla inauguró el 19 de mayo de 1978: un complejo imponente de 28.000 metros cuadrados, al que se sumaban varios subcentros ubicados en Mendoza, Córdoba, Rosario y Mar del Plata.

“La nueva televisión comienza con el Mundial”, anunciaban las publicidades del gobierno de facto, que intentaban justificar el gasto con el slogan: “Lo que se hace para el ‘78 queda para después del ‘78”. Sin embargo diez años antes, los Juegos Olímpicos de México ya se habían transmitido en directo (vía satélite) y con colores que las pantallas argentinas no conocían.

Pero la transmisión cromática del Mundial 78 fue sólo para países extranjeros y para una selecta propuesta llamada “Gran TV Color”, que funcionó en cines, teatros y otros sitios ubicados fuera del hogar.

 

Fuentes: Canal12Misiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *