Massa asumirá como superministro de Economía

El Gobierno de Alberto Fernández finalmente confirmó que Sergio Massa será el nuevo ‘superministro’ de Economía, Agricultura y Desarrollo Productivo, en medio de muchas reuniones a puertas cerradas y especulaciones sobre los cambios en el Gabinete.

De esta forma, la llegada de Massa al Ejecutivo se concretará una vez que el dirigente, actual presidente de la Cámara de Diputados, renuncie a su banca.

Entre tanto, se dio a conocer que la actual ministra de Economía, Silvina Batakis, habría puesto su renuncia a disposición. Por el momento, se desconoce cuál será su función en el Gobierno, o si dejará de formar parte del Ejecutivo, a pocas semanas de haber asumido su rol en aquella cartera.

El presidente Alberto Fernández decidió reorganizar las áreas económicas de su gabinete para un mejor funcionamiento, coordinación y gestión.

En ese sentido, se unificarán los ministerios de Economía, Desarrollo Productivo y Agricultura, Ganadería y Pesca, incluyendo además las relaciones con los organismos internacionales, bilaterales y multilaterales de crédito.

El nuevo ministerio estará a cargo de Sergio Massa, actual presidente de la Cámara de Diputados, a partir de que se resuelva el alejamiento de su banca.

 Massa, informó esta tarde que el próximo lunes comenzará a designar a los funcionarios que lo acompañarán en su gestión.

Massa lo anunció en la Cámara de Diputados de la Nación, en un breve contacto con los periodistas acreditados.

Además anunció que convocará a una sesión especial para el próximo martes para tratar su renuncia y elegir al nuevo titular del cuerpo legislativo que completará su mandato, que vence a fines de diciembre.

Que negocio Massa con el Presidente

El Presidente mantuvo esta mañana una reunión con el titular de la Cámara de Diputados en la quinta presidencial.

El titular de la Cámara de Diputados ratificó anoche con un tuit que Juan Manzur seguirá como jefe de Gabinete en medio de las especulaciones sobre el eventual desembarco de Massa en ese cargo al informar que el tucumano irá al Congreso el próximo 31 de agosto a ofrecer su informe de gestión.

El Presidente y Massa se reunieron en paralelo a la llegada al país de Silvina Batakis quien en Washington había ratificado hace menos de 48 horas que contaba con el apoyo de la coalición de gobierno para seguir en su cargo e implementar nuevas medidas económicas en línea con las metas fijadas por el FMI.

Las versiones sobre la llegada de Massa al Gabinete se volvieron a disparar ayer por la tarde luego del almuerzo de Alberto Fernández con gobernadores peronistas. Allí, el Presidente asintió con la cabeza ante la consulta de un mandatario provincial al Presidente sobre la posibilidad de que el tigrense asuma como “súper ministro” de Economía.

Los gobernadores, encabezados por Axel Kicillof, Sergio Uñac, Jorge Capitanich y Omar Perotti, entre otros, le habían expresado al jefe de Estado su extrema preocupación por la corrida cambiaria y la espiral inflacionaria que en julio podría arrojar un índice de suba de precios por encima del 7%.

Tras las demoras en su vuelo, Batakis, llegó esta mañana al país luego de su gira por los Estados Unidos, donde se reunió con la titular del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, el secretario del Tesoro, David Lipton, además de grupos inversores y empresarios. La funcionaria atravesará horas decisivas sobre su futuro mientras el Gobierno define importantes cambios en el gabinete. Si bien Massa estaría dispuesto a sumarla como Secretaria de Hacienda, la degradación de Batakis en la estructura jerárquica del gobierno la estaría haciendo analizar la posibilidad de presentar su renuncia si se confirma la designación del titular de la Cámara de Diputados para reemplazarla.

Para convertirse en el nuevo “súper ministro” de Economía, Massa primero quiere garantizarse el apoyo político monolítico de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner con una reestructuración del gabinete más allá del recambio de nombres. Los Ministerios quedarían reducidos a 12 para ajustar el gasto público en la estructura del Estado y hay dudas sobre la continuidad de Miguel Pesce al frente del Banco Central. El funcionario ya fue vetado también por el kirchnerismo y tampoco contaría con el apoyo de Massa para continuar al frente de la autoridad monetaria. El Frente Renovador ya ubicó a Guillermo Michel al frente de la Aduana y el massismo podría pasar a controlar también la AFIP.

En el esquema de “súper ministerio” que Alberto y Massa analizaron en Olivos, tanto el Banco Central como la AFIP, la Secretaría de Comercios y los Ministerios de Desarrollo Productivo, Agricultura, Ganadería y Pesca así como Turismo, quedarían subordidados a la jefatura de Massa en Economía.

 

Fuentes: Economis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *