Misiones busca dar prioridad a los mayores de 60 años.

El gobernador de la provincia de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, confió que espera tener certeza de cuántas dosis de vacunas contra el coronavirus volverá a recibir Misiones para priorizar los sectores que recibirán la cobertura.

En diálogo con El Territorio sostuvo que inició diálogos con la cartera sanitaria nacional para que los que continúen en el plan de vacunación sean las personas mayores de 60 años El plan era seguir -luego de inmunizado el personal de salud- con los docentes y fuerzas de seguridad.

La decisión adquiere importancia dado que en la provincia -aunque no se especifica la cantidad exacta- el mayor porcentaje de pacientes internados en las unidades críticas de los hospitales y clínicas corresponde a este grupo etario; son también quienes lideran las muertes que se registraron hasta el momento en la tierra colorada dado que además presentan comorbilidades.

Según el registro propio de este matutino, de los 64 fallecidos, dos tenían 35 y 26 años y al menos siete entre 50 y 60 años. De algunos decesos no trascendieron edades.

Esto va en consonancia con lo comunicado por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) que avaló al Ministerio de Salud de la Nación para el uso de la vacuna Sputnik V en las personas mayores de 60 años luego de verificar que los parámetros de seguridad, inmunogenicidad y eficacia son aceptables para este grupo etario y de riesgo frente al coronavirus.

Tal es así que, de acuerdo al mandatario, se requerirán al menos unas 200.000 dosis, el número de mayores de 60 años residentes en la provincia.

“Acabo de hablar con Carla Vizzotti, debemos primero tener certeza de cuándo y cuántas dosis nos llegarán”, dijo el mandatario provincial a El Territorio.

“Vamos a priorizar a los mayores de 60 años”, aseguró Herrera Ahuad.

Por su parte, Marta Ruiz, directora del Hospital de Fátima, donde ayer se empezó la aplicación del segundo componente de la Sputnik V al personal sanitario, sostuvo: “Esperamos que los mayores de 60 años se puedan vacunar porque es el grupo más vulnerable y que está perdiendo la vida. Hasta que eso se pueda hacer seguimos con el llamado de atención que es el mismo que estamos dando desde el día uno, que es tan sencillo pero a su vez tan difícil que se cumpla”.

Con ello se refirió a los jóvenes, que son quienes no tienen mayores complicaciones frente a la enfermedad, pero sí transmiten a los adultos con los que tienen contacto.

Por otra parte, Herrera Ahuad volvió a insistir que el plan de continuidad de vacunación se terminará de trazar una vez que se tenga certeza de cuántas dosis volverán a llegar y en qué fecha.

En principio se pensaba continuar el plan de vacunación con los trabajadores de las fuerzas de seguridad y los docentes para ir preparando el terreno del retorno a las clases presenciales.

En ese sentido, estimó que como mínimo se necesitarán alrededor de 35.000 dosis.

Con información de: El Territorio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.