Viajaron en bici por doce días con su hijo para ver a su familia.

Una joven pareja misionera que desde hace seis años vive en Buenos Aires, por cuestiones laborales, emprendió junto a su hijo Thiago, de tan sólo 4 años, una aventura digna de admiración. Recorrieron en bicicleta durante doce días los 1.200 kilómetros que hay entre San Fernando, provincia de Buenos Aires, y la localidad misionera de Garupá. Para ello, agregaron a uno de los rodados un carrito en el que fue trasladado el niño.

“La decisión la tomamos hace un año y medio, aproximadamente, era todo un desafío hacer semejante travesía sin conocer cómo nos debíamos manejar para que el viaje sea realmente inolvidable, feliz y exitoso. Para ello miramos videos de travesías similares para saber qué se necesitaba para hacerlo realidad, de a poco fuimos comprando lo necesario, fuimos ahorrando para comprar las bicis y el trailer adaptado para nuestro hijo Thiago”, relató el joven.

Kevin contó que el pequeño se portó muy bien y se sintió cómodo durante todo el trayecto y hasta pasó su cumpleaños en la ruta. “Le gustó mucho, ya que él no estaba acostumbrado a ver los paisajes, los animales, lo disfrutó mucho”, expresó.

Respecto al día a día de pedaleo por el camino, sostuvo que no tuvieron mayores contratiempos más que alguna goma pinchada. Sobre el cumpleaños de Thiago en las rutas, contó: “Lo hicimos en la ruta, al costado de una estación de servicio, la pasamos genial, él estaba muy contento, le compramos unas cositas propias de un cumpleañitos y la pasó muy bien”.

“Creo que ninguno de los tres olvidará estos doce días. Hemos pasado por cambios de clima, nos agarraron dos temporales, pero por suerte los pasamos bien”, añadió.

En cuanto a los descansos en la noche, contaron que el primer día durmieron debajo de un puente, otras al costado de la ruta o en estaciones de servicio. No obstante, también hubo personas que los hospedaron en sus casas.

“La verdad que esta experiencia fue increíble, hemos cosechado muchos amigos y hay algo más que importante: este desafío ha fortalecido mucho más nuestra familia, somos una pareja joven y hacer esto junto a nuestro hijo es hasta difícil de explicar lo bien que nos ha hecho, más aún porque nos sentíamos acompañados por nuestras familias que viven en Misiones, ellos estaba pendientes todo el tiempo de nosotros”, contaron con alegría.

Con información de: El Territorio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.